08 enero, 2007

Participación política apática

Todos los estudios de opinión reflejan una falta de implicación ciudadana en la política española; es bastante baja y no se sabe si por motivos estructurales, evolutivos, coyunturales o partidarios. Los cierto es que a un 39,1 % de la población no le interesa para nada la política y a un 37,1 % le interesa poco. Ahí ya tenemos que el 76,2% de los ciudadanos pasa de temas políticos. En el otro extremo, tenemos a un 20% que le interesa bastante y a un 3’6% que le interesa mucho. En total, ¡¡sólo a un 23’6% de los ciudadanos les interesa la política!!. Cifra realmente baja, al final va a ser que tenemos los gobernantes que nos merecemos.

Las cifras mejoran un poco en cuanto que el 40% de los ciudadanos habla, de vez en cuando, de política con la familia, amigos y compañeros de trabajo. Aunque, si bien, resta otro 60% que lo hace rara vez o nunca. Por tanto, el interés sigue siendo bajo.

Los estudios apuntan a una falta de confianza en la política en general, un 26,4%, y en los partidos políticos en particular, con un 43,7%

* Estudio del CIS, número 2382 y 2384

3 comentarios:

julia dijo...

Curioso. Esto pasa también en mi país.
Yo tengo mis teorías al respecto.
Siento que el tipo de organización política que practicamos está obsoleto, incluso la democracia tal cual la concebimos.
Siento que estamos en un período de transición en el mundo en el cual se deben ensayar otras formas más horizontales de participación...ellas están cambiando la política desde la calle, desde la actividad al margen de los partidos...ojalá sea esto y no nos gane la apatía, porque si nos gana, quedamos a merced de los "vivos" que se monten con el poder.

TOTA dijo...

Jaja Acá también pasa, en la Argentina.
El problema principal es que al no creer que los políticos sean honestos sino que son bastantes a muy corruptos, nadie quiere saber nada, nadie cree que se pueda mejorar, se vota en blanco o anulan su voto ya que acá es obligatorio votar. Estan los vivos que se van a 500 km del lugar donde votan y "zafan" de su obligación, lavándose las manos y criticando después por los gobernantes que nos tocaron.
Los pocos que queremos cambios y creemos que hay gente honesta somos menos que los otros que votan a favor de los corruptos por lo que ganan y hacen muchas macanas estando en el poder, para no decir cagadas tras cagada.
Por otro lado para llegar a ser un político que llega a que su partido lo elija como candidato para presidente, senador o diputado, tiene que haber "tranzado" (o sea, tiene una lista negra por detrás de esa máscara).

La mejor frase que hay para describirlos
"El que tiene poder, quiere más. El que tiene dinero, quiere más y más. El que quiere que se haga lo que quiere, echa al resto. Los demás nos jodemos"

La Cortesana dijo...

Sabios comentarios los vuestros, Julia, desde Costa Rica y Tota desde Argentina. Veo que el asunto es generalizado.

Julia, creo que es cierto lo del tema del período de transición en cuanto a una mayor participación ciudadana en los asuntos públicos y políticos. Mucha culpa de ello, creo que no sólo la tiene la política sino también los medios de comunicación. Ahí el periodismo cívico tiene mucho que aportar y que decir.

Tota, la corrupción y manipulación política ha existido siempre. Yo como ilusa creo en la movilización ciudadana. Desde abajo, hacia arriba. Mirad las revueltas de París recientes han hecho cambiar y retocar programas políticos.

En cuanto a tu frase... tan real como la vida misma.

Saludos cordiales a las dos y gracias por vuestros estupendos comentarios. Agradezco mucho este intercambio de opiniones internacionales