24 febrero, 2007

Política On line

En el programa electoral del PP para las elecciones autonómica y municipales del 27 de mayo, que se hará público el próximo domingo, se hace referencia, entre otras muchas cosas, al uso de las nuevas tecnologías aplicadas al servicio de las Administraciones Públicas. No hace falta que les diga que soy una auténtica defensora de un mayor acercamiento de la política a los ciudadanos y de un mayor contacto entre nuestros políticos y la ciudadanía; y lo que ofrecen las nuevas tecnologías no sólo pueden venir a renovar las formas de hacer política sino que suponen una forma de participación e implicación de los ciudadanos en la política.

Entre los pilares de esa política on line se propone:

- Mejorar la comunicación entre los ciudadanos y los gobernantes impulsando la creación de blogs y encuentros digitales con los responsables políticos.
- Fomentar la participación ciudadana en la política autonómica y local mediante el uso de las nuevas tecnologías.
- Impulsar la retransmisión on line de los plenos municipales y autonómicos.
- Publicación de ofertas de empleo público y las convocatorias de subvenciones, ayudas, servicios y obras en internet.
- Aumentar los canales de información ciudadana a través del correo electrónico y el uso de alertas SMS
- Despliegue de redes inalámbricas de acceso a internet en las principales zonas de interés de la ciudad, que permitan ofrecer conexión de banda ancha y desplegar nuevos servicios municipales en beneficio de los ciudadanos.

Ese último punto ya se ha puesto en práctica en algunas ciudades del mundo, entre ellas, y lo comentábamos en este blog, en San Francisco. Es importante para el futuro de la sociedad de la información el considerar internet como un servicio público más que servirá para potenciar el acercamiento político. Espero que no quede en teoría y en papel mojado esta política on line, sino que los partidos políticos, sean del signo que sean, en nuestras autonomías y ayuntamientos, la apliquen.

2 comentarios:

Eva dijo...

Hola Cortesana, de nuevo tu post toca un tema muy muy interesante. Yo tengo una opinión muy crítica al respecto: En primer lugar creo que estas parafernalias tecnológicas están muy de moda, y cuando se entiende como algo "post" pues lo cierto es que pierde la verdadera esencia de su sentido.
Los que trabajamos día a día en estos temas (concretamente en el acercamiento entre ciudadanos y políticos a través de las NTIC) pensamos que muy en contra de cómo se está haciendo, no se puede entender como pequeñas parcelas de terreno político que los representantes ceden a los ciudadanos. Sin duda, alberga una idea utópica, pero los que trabajamos por la ciberdemocracia no entendemos la aplicación de las TIC a la política sin un cambio (llámese así) de chip: no se trata de introducir nuevos cacharritos tecnológicos a la política (y tener una política más moderna) se trata de cambiar las formas de hacer y entender la política. En cierto modo, tememos cuando los políticos introducen lo que ellos llaman "mejoras" en sus programas electorales, pues (desgraciadamente) sólo se entienden como pequeños adornos para estar a la moda. La experiencia me ha demostrado que muchos políticos se suman al carro tecnológico sin tener ni idea de cómo se enciende un ordenador simplememte porque es un discurso que vende: ¿Cómo vamos a pedir, entonces, que traten de formentar el debate a través de los nuevos medios?
Apuntas temas relacionados con el ámbito local: la idea no es trasmitir plenos online, la idea es darle la palabra a aquellos ciudadanos (entramos, sé, en otro tema complejo) que estén responsablemente vinculados con la comunidad. Las TIC permiten cambiar la dirección del discurso (ofreciendo múltiples direcciones) no sólo modernizar los canales. A modo de ejemplo: recuerdo en una ocasión que el alcalde de un pueblo pequeño de Castilla participó en un foro de debate y dijo: "Vecinos, tenemos una deuda millonaria en el Ayuntamiento, ¿Qué partidas reducimos?" y tras un intercambio de información y de debate, llegaron a una conclusión entre ciudadanos y gobernantes. La idea pasa por ahi.
ES incuestionable que a estas alturas los políticos dediquen miles de euros en asuntos superfluos y mientras tanto siga habiendo un alto índice de la población alejada de toda esta realidad.

La Cortesana dijo...

Querida Eva, tú análisis como experta es muy profundo. Y comparto tus planteamientos. No se trata de ofrecer gadget tecnológicos si no de articular modos de participación ciudadana en la política a través de estos gadget. Por su puesto, como bien dices, se trata de cambiar las formas de hacer y entender la política, tanto para los gobernantes como para los ciudadanos. Creo que esa retroalimentación es el futuro y el buen camino para la cohesión entre políticos y ciudadanía. Otra cosa es sí interesa o no interesa a los propios gobernantes. Por lo que sé de la campaña de Hillary Clinton va a tender a poner en práctica todo este tipo de ciberdemocracia.

Saludos cordiales y gracias por tus interesantes y profesionales comentarios.

Pd.- Entro en tu blog con asiduidad pero creía que entendía yo el gallego mejor de lo que lo entiendo.